Natillas caseras

Natillas caseras

 

En estas épocas veraniega apetecen helados, cositas fresquitas y dulces no muy empalagosos, ¿verdad?.

Las natillas de toda la vida hechas en casa encajan a la perfección, un postre ideal para tomar con calorcito, sabroso, delicado y bien fresquito.

Unas natillas hechas con vuestras manos sin echar sobres preparados ni comprar las natillas del supermercado, no tienen precio. Así que si nunca las habéis hecho, ¿a qué esperáis?

¡Vamos ya con la receta de Natillas caseras!

INGREDIENTES (4 tarritos)

  • 500 ml Leche entera
  • 3 Yemas de huevo
  • 1 Cucharada colmada de Maizena
  • 75g Azúcar
  • La piel de 1 limón
  • Galletas María

CÓMO HACER NATILLAS

1. Ponemos un cazo al fuego con la leche, la piel del limón y el azúcar. Dejamos que hierva. Lo sacamos del fuego y dejamos que repose unos 10-15 min.

2. Mientras tanto echamos en un bol las yemas y la maicena, removemos bien hasta que la maicena esté disuelta.

3. Colamos la leche y la incorporamos a la mezcla de yema y maicena e inmediatamente mezclamos con unas varillas de mano.

4. Llevamos la mezcla al fuego y removeremos constantemente a temperatura media baja. Cuando comience a espesar un poco retiramos del fuego. Muy importante que no dejemos que la mezcla hierva pues se cortarían nuestras natillas.

5. Echamos en los recipientes elegidos, ponemos una galletita en cada uno y echamos canela. Esperamos a que atemperen un poco y luego metemos en el frigo unas 3 horas. Pues así estarán todavía más deliciosas

Notas:

  • Hay que tener mucho cuidado con la temperatura y no pasarse pues la preparación se podría cortar y no saldrían bien las natillas. Así que mantened un fuego mas bien bajo constante.
  • Cuanto más frías más ricas estarán las natillas.

Haced esta receta si o si, no os arrepentiréis, palabra de honor.

Para ver todo el proceso paso a paso, echad un ojo al video que os dejo justo abajo. Si os gusta compartid la receta y suscribíos al canal ¡Hasta la próxima receta!

Bizcocho cebra cubierto de chocolate y sin báscula

Bizcocho cebra cubierto de chocolate y sin báscula

Pocos bizcochos son tan llamativos visualmente como los marmolados. En este caso, un bizcocho cebra que ya solo verlo, apetece darle un buen bocado.

La textura de este bizcocho es jugosita y bien esponjosa, además se mantendrá perfecto durante días gracias a su delicada cobertura de chocolate. Realmente es un pastelito grandote demasido irresistible jeje

Y lo mejor de todo, a pesar de su apariencia, es mega fácil de hacer y no necesitarás báscula. Así que reúne sencillez de elaboración, belleza y sabrosura, no podemos pedir más, ¿verdad?

¡Vamos ya con la receta del bizcocho cebra!

INGREDIENTES (molde 18cm.)

  • 1 Yogurt natural (125g)
  • Aceite de oliva, 1 medida de yogur
  • Azúcar, 2 medidas de yogur
  • Harina, 3 medidas de yogur
  • 3 Huevos M
  • Ralladura 1/2 Naranja
  • 1 Sobre polvo de hornear (16g)
  • 1 Cucharada colmada cacao puro en polvo

COBERTURA

  • 75g Chocolate negro para fundir
  • Pedacito de mantequilla (unos 20g)

CÓMO HACER BIZCOCHO CEBRA

1. Precalentamos el horno a 180ºC. Engrasamos y enharinamos el molde que vayamos a utilizar. Lo ideal, un molde desmoldable de unos 15-18 cm.

2.  En un bol, echamos el yogur, aceite, huevos, azúcar, ralladura naranja y mezclamos bien.

3. Tamizamos la harina con la levadura y agregamos a la mezcla anterior. Removemos hasta que esté bien integrado.

4. Dividimos la masa en dos recipientes. A uno de ellos le añadimos el cacao en polvo y mezclamos. Así tendremos una mezcla clarita y otra oscura.

5. Echamos un par de cucharadas de la mezcla de cacao en el centro del molde, encima ponemos dos cucharadas de la mezcla clarita, así todo el rato hasta que se acaben ambas masas, formando círculos concéntricos.

6. Horneamos a 180°C unos 45-50 min. Hasta que al pinchar con un palillo en el centro salga seco.

7. Dejamos que enfríe un poco el bizcocho antes de desmoldar y luego lo ponemos en una rejilla para que enfríe del todo.

8. Hacemos ahora la cobertura. Derretimos al baño maría el chocolate y la mantequilla.

9. Echamos la cobertura sobre el bizcocho, cubriéndolo todo bien. Dejamos que se endurezca el chocolate, podemos meterlo un poco en el frigo para acelerar el proceso. Y listo, ya podemos disfrutar de lo lindo de este bizcocho cebra tan jugosito y precioso.

Notas:

  • Hay que utilizar cacao puro en polvo, de ese que se utiliza para postres. El colacao y cosas de esas, os dejará un bizcocho menos chocolatoso y visualmente no tan llamativo.
  • Hay que esperar a que el bizcocho está completamente frío para bañarlo con el chocolate.

Pues ya queda poco por decir, básicamente que os animéis a hacer este bizcocho tan resultón. Os divertiréis haciéndolo y viendo que lindo queda.

Para ver todo el proceso paso a paso, echad un ojo al video que os dejo justo abajo. Si os gusta compartid la receta y suscribíos al canal ¡Hasta la próxima receta!

Café Dalgona o café coreano, cremosísimo

Café Dalgona o café coreano, cremosísimo

Me he animado a hacer café Dalgona y no me arrepiento para nada. Todo un fenómeno en las redes sociales, sobre todo en TikTok e Instagram. 

El café Dalgona está realmente bueno, de textura cremosa y envolvente, además de ser una preciosidad para la vista. Un café ideal para tomar con buen tiempo, un imprescindible en primavera y verano.

Vamos con los pasos a seguir para lograr un café Dalgona perfecto, cremosito y bonito. Es súper fácil de hacer, ya veréis. 

 

 

INGREDIENTES (PARA 1 CAFÉ)

  • 1 Cucharada café soluble o instantáneo
  • 1 Cucharada colmada de azúcar
  • 2 Cucharadas de agua caliente Leche o leche vegetal al gusto

CÓMO HACER CAFÉ DALGONA

1. Escogemos el vaso más chulo que tengamos por casa y le echamos hielo (opcional). Luego rellenamos de leche al gusto.

2. En un bol, echamos el café, el agua caliente y el azúcar (podríamos echar sacarina líquida al gusto, quedará una textura bastante buena también).

3. Batimos con la batidora eléctrica de varillas hasta obtener una textura espesa y bien cremosita. Veremos que poco a poco el color irá cambiando.

4. Echamos nuestra cremita de café encima de la leche, nos ayudamos con una cuchara. Para finalizar, podemos espolvorear un poco de cacao por encima y un poco de azúcar glas. ¡Y a disfrutar de este café Dalgona súper cremoso y delicioso!

 

Notas:

  • El café soluble no debe tener ningún añadido, nada de capucchinos instantáneos y esas cosas.
  • El agua tiene que estar calentita.
  • Con la batidora de varillas eléctrica se hace en un pis pás, pero lo podéis hacer con unas varillas manuales también. Eso sí, a ejercitar el brazo jeje

Bueno, ¿está tirado verdad? Con este café Dalgona o coreano dejaréis con la boca abierta a todo el mundo. Tan bonito y rico, ¡qué maravilla!

Y si os apetece ver el paso a paso en video, aquí abajo lo tenéis, ¡echad un vistazo!

Tarta de limón con galletas María y leche condensada

Tarta de limón con galletas María y leche condensada

Personalmente, me encantan las tartas de nevera. Esas tartas tan maravillosas que cuesta muy poquito hacer y que luego te regalan un resultado realmente increíble.

Esta tarta de limón con galletas María está dentro de ese grupete tan majo. Y tengo que decíos lo siguiente: es la tarta más fácil que existe en el mundo, creedme, os lo digo en serio.

Una tarta riquísima que se hace en un pis pás, no tendréis que utilizar el horno, ni la batidora, ni la vitro. Tan sólo se mezclan los ingredientes y listo.

¡Vamos ya con la receta de esta tarta de limón tan resultona!

INGREDIENTES (5-6 raciones)

  • 190 ml Leche condensada
  • 200g Queso de untar (tipo philadelphia)
  • Ralladura de 1 limón
  • Zumo de 1 limón grande o de limón y medio
  • Galletas María
  • Leche

CÓMO HACER LA TARTA DE LIMÓN

1. Ponemos papel de horno o papel film en la base de nuestro molde.

2.  En un bol, echamos la leche condensada, el queso, el zumo de limón y la mitad de la ralladura de limón (la otra mitad la reservamos para adornar la tarta). Removemos bien hasta que esté todo bien integrado y cremosito.

3. Ya podemos montar la tarta. Para ello pondremos varias capas de galleta y de crema.

4. Comenzaremos con la capa de galletas María, las mojamos un pelín en leche y las ponemos en la base del molde. A continuación echamos la crema de limón, extendiéndola con ayuda de una cuchara o espátula. Luego ponemos otra capa de galleta, otra de crema, otra de galleta y finalizamos con una capa de crema de limón. Adornamos con la ralladura que apartamos antes, tapamos bien la tarta y la guardamos en el frigo 4 horas mínimo. Lo ideal sería hacer la tarta de un día para otro.

5. Y ya estaría lista nuestra tarta de limón con galletas María y leche condensada, podéis poner una rodajita de limón de adorno para que os quede más chula.

Notas:

  • La tarta tiene 3 capas de galleta y 3 de crema limón. Comenzamos con la de galleta y rematamos la tarta con la crema.
  • Hay que respetar el tiempo de frío para que la tarta cuaje y tenga una buena textura.
  • Los ingredientes que pongo son para una tarta pequeña. Si queréis una tarta más grande, duplicáis los ingredientes y listo.

Una tarta de limón tan fácil de hacer, sin horno, sin harina, sin gelatina… Tan sólo mezclar ingredientes, montar la tarta y llevarla al frigo. Y lo mejor de todo, está buenísima, tiene un saborazo a limón realmente adictivo.

Para ver todo el proceso paso a paso, echad un ojo al video que os dejo justo abajo. Si os gusta compartid la receta y suscribíos al canal ¡Hasta la próxima receta!

Pastel 3 leches fácil y delicioso

Pastel 3 leches fácil y delicioso

¿Conocéis el pastel, torta o tarta 3 leches? Si eres de Latinoamérica seguro qu sí jeje.

Para los que no lo conozcáis, el pastel 3 leches es un postre súper tradicional en Latinoamérica, allí se consume mucho y es una de las tortas preferidas para muchos.

Consiste en un bizcocho esponjoso, el cual no suele llevar mantequilla. A continuación se moja bien con una mezcla de 3 leches: leche evaporada, leche condensada y nata o crema de leche. Un bizcocho bien jugosito y de textura delicada, coronado con merengue o nata montada.

La elaboración del bizcocho, así como la mezcla de 3 leches es muy sencilla, tan sólo habrá que seguir bien las indicaciones de la deliciosa receta que aquí os dejo. La mayor dificultad radicaría en el merengue italiano si nunca lo habéis hecho. Si preferís lo podéis adornar con nata montada, quedará también súper rico. Abajo os dejo tanto la receta del merengue como la de la nata montada.

Y sin más preámbulos, ¡vamos con la receta del Pastel 3 Leches!

INGREDIENTES BIZCOCHO (molde redondo desmoldable 15-18cm.)

  • 3 Huevos
  • 80g Harina leudante
  • 120g Azúcar
  • 1 Cucharadita esencia vainilla

MEZCLA 3 LECHES

  • 200 ml Leche condensada
  • 200 ml Leche entera o leche evaporada
  • 200 ml Nata o crema de leche

MERENGUE ITALIANO

  • 2 Claras de nuevo
  • 120g Azúcar
  • 40g Agua
  • Chorrito zumo de limón

CÓMO HACER PASTEL 3 LECHES

1. Empezamos con el bizcocho. Precalentamos el horno a 180ºC. Engrasamos nuestro molde y ponemos papel de hornear en el fondo y por los laterales.

2.  Batimos los huevos, la esencia de vainilla y el azúcar con una batidora eléctrica de varillas hasta duplicar su volumen aprox. unos 3 min. Agregamos poco a poco la harina y mezclamos de forma delicada.

3. Horneamos a 180ºC durante unos 40 min. Pinchamos con palillo en el centro y comprobamos que salga seco.
Dejamos enfriar 10 min. antes de desmoldar y tras eso dejamos que enfríe completamente.

4. Mientras enfría vamos haciendo la mezcla de 3 leches. En un bol, echamos todos los ingredientes y mezclamos bien.

 

5. Colocamos el bizcocho en el molde donde lo horneamos, previamente lo cubrimos con papel film. Ahora pinchamos el bizcocho con un tenedor o palillo (eso se hace para que se empape genial todo el bizcocho) y bañamos bien con la mezcla de las 3 leches. Tapamos con papel film y lo dejamos guardado en el frigo mínimo 4 horas, lo ideal sería toda la noche.

6. Vamos a hacer ahora el MERENGUE ITALIANO. Para ello, ponemos en un cazo al fuego con el agua, el azúcar y el chorrillo de limón. Hervimos a fuego suave hasta que alcance unos 115-120ºC. Si no tenéis termómetro tardará en alcanzar esa temperatura unos 15 min.

7. Vamos montando las claras a punto de nieve, echamos un chorrito de limón y cuando el jarabe esté listo lo añadimos en un chorro continuo y muy fino, sin dejar de batir en ningún momento.

Una vez incorporado el jarabe, seguiremos batiendo hasta que se enfríe. El merengue deberá tener una textura blanda y brillante.

8. Ahora decoramos la tarta con el merengue como más nos guste, con una cuchara o con una manga pastelera, podemos darle un toque tostado con un soplete. Si nos gusta la canela le podemos espolvorear un poquito y también poner alguna frutita.

Notas:

  • Si no os apetece hacer el merengue, podemos adornar la tarta con nata montada y queso crema. Para ello necesitaremos: 100g de nata o crema de leche 35% materia grasa, 120g queso crema de untar y 70g azúcar glas. Montamos la nata (bien fría) por un lado. Mezclamos bien el queso crema y el azúcar por otro. Al final unimos las dos mezclas con movimientos envolventes y ¡a adornar nuestro pastel!
  • Debemos esperar a que nuestro bizcocho se empape bien con la mezcla de las 3 leches, para que quede perfecto. Lo mejor es hacerlo de una día para otro.
  • Este Pastel hay que tomarlo bien fresquito y se debe consevar en el frigo.

Tengo que deciros que el Pastel 3 Leches es un pastel bien delicioso, con personalidad, fresquito y bastante fácil de hacer, ideal para cualquier época del año y celebración. Espero que lo disfrutéis mucho, tan sólo queda despedirme, ¡pasadlo bien horneando! ¡hasta la siguiente receta!

Pin It on Pinterest