Pocos bizcochos son tan llamativos visualmente como los marmolados. En este caso, un bizcocho cebra que ya solo verlo, apetece darle un buen bocado.

La textura de este bizcocho es jugosita y bien esponjosa, además se mantendrá perfecto durante días gracias a su delicada cobertura de chocolate. Realmente es un pastelito grandote demasido irresistible jeje

Y lo mejor de todo, a pesar de su apariencia, es mega fácil de hacer y no necesitarás báscula. Así que reúne sencillez de elaboración, belleza y sabrosura, no podemos pedir más, ¿verdad?

¡Vamos ya con la receta del bizcocho cebra!

INGREDIENTES (molde 18cm.)

  • 1 Yogurt natural (125g)
  • Aceite de oliva, 1 medida de yogur
  • Azúcar, 2 medidas de yogur
  • Harina, 3 medidas de yogur
  • 3 Huevos M
  • Ralladura 1/2 Naranja
  • 1 Sobre polvo de hornear (16g)
  • 1 Cucharada colmada cacao puro en polvo

COBERTURA

  • 75g Chocolate negro para fundir
  • Pedacito de mantequilla (unos 20g)

CÓMO HACER BIZCOCHO CEBRA

1. Precalentamos el horno a 180ºC. Engrasamos y enharinamos el molde que vayamos a utilizar. Lo ideal, un molde desmoldable de unos 15-18 cm.

2.  En un bol, echamos el yogur, aceite, huevos, azúcar, ralladura naranja y mezclamos bien.

3. Tamizamos la harina con la levadura y agregamos a la mezcla anterior. Removemos hasta que esté bien integrado.

4. Dividimos la masa en dos recipientes. A uno de ellos le añadimos el cacao en polvo y mezclamos. Así tendremos una mezcla clarita y otra oscura.

5. Echamos un par de cucharadas de la mezcla de cacao en el centro del molde, encima ponemos dos cucharadas de la mezcla clarita, así todo el rato hasta que se acaben ambas masas, formando círculos concéntricos.

6. Horneamos a 180°C unos 45-50 min. Hasta que al pinchar con un palillo en el centro salga seco.

7. Dejamos que enfríe un poco el bizcocho antes de desmoldar y luego lo ponemos en una rejilla para que enfríe del todo.

8. Hacemos ahora la cobertura. Derretimos al baño maría el chocolate y la mantequilla.

9. Echamos la cobertura sobre el bizcocho, cubriéndolo todo bien. Dejamos que se endurezca el chocolate, podemos meterlo un poco en el frigo para acelerar el proceso. Y listo, ya podemos disfrutar de lo lindo de este bizcocho cebra tan jugosito y precioso.

Notas:

  • Hay que utilizar cacao puro en polvo, de ese que se utiliza para postres. El colacao y cosas de esas, os dejará un bizcocho menos chocolatoso y visualmente no tan llamativo.
  • Hay que esperar a que el bizcocho está completamente frío para bañarlo con el chocolate.

Pues ya queda poco por decir, básicamente que os animéis a hacer este bizcocho tan resultón. Os divertiréis haciéndolo y viendo que lindo queda.

Para ver todo el proceso paso a paso, echad un ojo al video que os dejo justo abajo. Si os gusta compartid la receta y suscribíos al canal ¡Hasta la próxima receta!

Pin It on Pinterest