Café Dalgona o café coreano, cremosísimo

Café Dalgona o café coreano, cremosísimo

Me he animado a hacer café Dalgona y no me arrepiento para nada. Todo un fenómeno en las redes sociales, sobre todo en TikTok e Instagram. 

El café Dalgona está realmente bueno, de textura cremosa y envolvente, además de ser una preciosidad para la vista. Un café ideal para tomar con buen tiempo, un imprescindible en primavera y verano.

Vamos con los pasos a seguir para lograr un café Dalgona perfecto, cremosito y bonito. Es súper fácil de hacer, ya veréis. 

 

 

INGREDIENTES (PARA 1 CAFÉ)

  • 1 Cucharada café soluble o instantáneo
  • 1 Cucharada colmada de azúcar
  • 2 Cucharadas de agua caliente Leche o leche vegetal al gusto

CÓMO HACER CAFÉ DALGONA

1. Escogemos el vaso más chulo que tengamos por casa y le echamos hielo (opcional). Luego rellenamos de leche al gusto.

2. En un bol, echamos el café, el agua caliente y el azúcar (podríamos echar sacarina líquida al gusto, quedará una textura bastante buena también).

3. Batimos con la batidora eléctrica de varillas hasta obtener una textura espesa y bien cremosita. Veremos que poco a poco el color irá cambiando.

4. Echamos nuestra cremita de café encima de la leche, nos ayudamos con una cuchara. Para finalizar, podemos espolvorear un poco de cacao por encima y un poco de azúcar glas. ¡Y a disfrutar de este café Dalgona súper cremoso y delicioso!

 

Notas:

  • El café soluble no debe tener ningún añadido, nada de capucchinos instantáneos y esas cosas.
  • El agua tiene que estar calentita.
  • Con la batidora de varillas eléctrica se hace en un pis pás, pero lo podéis hacer con unas varillas manuales también. Eso sí, a ejercitar el brazo jeje

Bueno, ¿está tirado verdad? Con este café Dalgona o coreano dejaréis con la boca abierta a todo el mundo. Tan bonito y rico, ¡qué maravilla!

Y si os apetece ver el paso a paso en video, aquí abajo lo tenéis, ¡echad un vistazo!

Fartons caseros bien esponjosos

Fartons caseros bien esponjosos

En Valencia hay dulces que están muy sabrosos, pero el que se lleva la palma, a mi parecer, es el fartón. Un bollito dulce esponjoso, que combina a las mil maravillas con la horchata. 

Tras hacer varios intentos, probar diferentes temperaturas de horno y tiempos, he conseguido hacer unos fartons de puro vicio. Unos fartons realmente esponjosos y sabrosos, que te lloran los ojos cuando los ves y cuando ves esa miga, ¡madre mía!

Bueno, que no me enrollo más jeje, ¡vamos con la receta!

INGREDIENTES

  • 50 ml Agua templada
  • 12g Levadura fresca
  • 250g Harina fuerza (000)
  • 50g Harina floja
  • 2 Huevos
  • 50g Azúcar
  • 50 ml Aceite

COBERTURA

  • 100g Azúcar glas
  • 2 Cucharaditas de agua

CÓMO HACER FARTONS CASEROS

1. Diluimos la levadura fresca en agua templada (esto es importante, deber estar templadita) y apartamos.

2.  En un bol, echamos los dos tipos de harinas, la sal y mezclamos. 

3. En otro bol, echamos dos huevos, azúcar, aceite y removemos. Incorporamos la mezcla anterior de agua + levadura y volvemos a mezclar.

4. Añadimos los ingredientes secos y removemos bien. Ahora amasaremos durante aproximadente 5 min. hasta que la masa esté lisa y fina. A continuación, pondremos nuestra masa en el bol y tapamos con papel film. Esperamemos a que duplique su tamaño. Dependiendo de la temperatura ambiente que tengáis en casa, tardará más o menos tiempo en crecer. Para que os hagáis una idea rondará la hora y media.

5. Ahora ha llegado el momento de formar nuestros fartons. Para ello, cortaremos porciones de unos 45 g. 

A continuación, untaremos con un poco de aceite nuestra mesa y extenderemos nuestra porción con un rodillo hasta lograr un rectángulo. Luego enrollaremos la masa, como si de un cigarrillo se tratase. Y así haremos con cada uno de los fartons, poniéndolos en papel de horno sobre la bandeja de hornear, un poco separados unos de otros. Dejaremos que dupliquen su tamaño tapaditos durante aproximadamente unas dos horas. Todo este proceso lo veréis mucho mejor en el video que os dejaré justo al final de la receta.

6. Con el horno precalentado a 180ºC hornearemos nuestros Fartons durante 8-10 min.

7. Mientras los Fartons se hornean, haremos nuestro glaseado. Mezclaremos bien el azúcar glass con las dos cucharaditas de agua.

8. Nada mas sacar los Fartons del horno, los pintaremos con el glaseado. Dejamos que enfríen un poquito y ya los podremos disfrutar, acompañados de un vaso de horchata o leche.

Notas:

  • Hay que respetar los tiempos y que nuestra masa crezca en condiciones, para tener unos fartons bien esponjosos.
  • Dependiendo de qué temperatura tengamos en casa duplicarán su tamaño más lento o más rápido.
  • Hay que respetar el tiempo de horneado, si se pasan de dorados, estarán más seguitos luego.

Esta receta de fartons es maravillosa, ya veréis. Os quedarán unos fartons de película, tan esponjosos que os dará pena comerlos jeje

Para ver todo el proceso paso a paso, echad un ojo al video que os dejo justo abajo. Si os gusta compartid la receta y suscribíos al canal ¡Hasta la próxima receta!

Un Pudin muy valenciano, Horchata + Fartons

Un Pudin muy valenciano, Horchata + Fartons

 

El Pudin, Budin o Pudding, se puede llamar de muchas maneras este postre jeje, es uno de los postres más sencillitos que existen, dando un resultado absolutamente increíble y adictivo.

En este caso, los protagonistas son, la dulce horchata y el esponjoso farton, una mezcla bien valenciana. La textura con estos ingredientes queda de 10 y el sabor de la horchata, te envolverá de tal manera que no querrás parar.

¡Empecemos ya con la receta de este delicioso Pudin de horchata y fartons!

INGREDIENTES

  • 3 Huevos
  • 3 Cucharadas de azúcar
  • Ralladura de 1 limón
  • 500 ml Horchata (2 tazas aprox.)
  • 200g de Fartons (3 fartons y medio aprox.)
  • Caramelo líquido

CÓMO HACER PUDIN DE HORCHATA Y FARTONS

1.  Precalentamos horno a 180ºC

2. En un bol ponemos, los huevos, el azúcar y batimos. Luego añadimos la ralladura de limón y la horchata. Por último incorporamos los fartons en pedacitos pequeños y esperamos a que estén bien blanditos.

3. Ponemos caramelo líquido en un molde rectangular y untamos bien por todo el molde. Echamos en el molde la mezcla anterior. 

5. Cogemos una fuente en la que entre bien nuestro molde, ponemos dentro el molde y rellenamos la fuente con agua bien caliente, hasta la mitad del molde.

6. Horneamos nuestro Pudin al baño María a 180ºC durante unos 40-45 min. 

7. Cuando el Pudin esté templado, lo metemos en el frigo durante 3-4 horas, mejor si lo dejamos toda la noche. ¡Y a devorarlo!

Notas:

  • Hay que tener cuidado al sacar el Pudin del horno pues el agua estará muy caliente.

Una receta bien fácil, súper deliciosa, un Pudin con saborazo a horchata, con una textura maravillosa. Y si además, lo acompañáis con un helado de vainilla pues, ¡una pasada!

Para ver todo el proceso paso a paso, echad un ojo al video que os dejo justo abajo. Si os gusta compartid la receta y suscribíos al canal ¡Hasta la próxima receta!

Nevaditos con aceite de oliva, ¡súper crujientes!

Nevaditos con aceite de oliva, ¡súper crujientes!

 

¿Qué os parecería hacer unos Nevaditos con aceite de Oliva? Uno de los postres por excelencia de las navidades, junto con los Mantecados, los Polvorones, el Turrón de Chocolate, Besitos de Coco… Aunque la verdad sea dicha, se trata de un postre tan maravilloso, que se puede comer perfectamente en cualquier época del año.

Es una receta riquísima y muy fácil con un sabor increíble, ya veréis que sabrosos están incorporando aceite de oliva en lugar de manteca de cerdo. Este año me animé a hacerlos así y la verdad que se van a convertir en unos imprescindibles.

¡Vamos con la receta!

INGREDIENTES (25-30 nevaditos)

  • 500g Harina repostería, floja
  • 230 ml Aceite de oliva
  • 60g Azúcar
  • 100 ml Vino blanco
  • 1/2 Cucharadita rasa de sal
  • La ralladura de 1 limón
  • Azúcar glass para decorar

COMO HACER NEVADITOS CON ACEITE DE OLIVA

1. Vamos añadiendo todos los ingredientes en un bol, la harina, el aceite, azúcar, el vino blanco, la sal y la ralladura de limón. Amasamos hasta que todo esté bien integrado.

2. Lo tapamos y metemos en la nevera durante 20 min.

3. Ahora es el momento de coger los moldes que más nos guste, podemos optar por moldes navideños o moldes con forma redonda. Precalentamos el horno a 180ºC.

Estiramos con ayuda de un rodillo la masa y lo suyo es dejar un grosor de aproximadamente unos 2 cm.

 

4. Ponemos nuestros nevaditos en la badeja de sobre papel de horno. Horneamos a 180ºC durante 25-30 min. hasta que estén un pelín dorados por los bordes.

5. Cuando nuestros nevaditos estén templados espolvorearemos generosamente azúcar glass, si queremos podemos espolvorearlo por ambos lados del nevadito, ahí ya entra en juego lo golosos que seamos jeje

Notas:

  • Vigilad el horno. Esto vale para casi cualquier receta de horno, nunca desatendáis las recetas que usen horno.

 

Ya veréis que receta tan fácil y que resultado tan crujiente. Definitivamente me quedo con los nevaditos hechos con aceite de oliva. 

Por cierto, para ver todo el proceso paso a paso, echad un ojo al video justo abajo, cualquier duda o comentario ya sabéis, será súper bienvenido! ¡hasta la próxima receta!

¿Vale la pena hacer bizcochos, mug cakes en microondas?

¿Vale la pena hacer bizcochos, mug cakes en microondas?

¿Hacer un postre en el microondas? Al principio me pareció un poco extraño, la verdad, para ser sincero, no lo creía en absoluto. Una masa que en 2 minutos o menos estaba lista para comer y con una textura decente era un poco complicado de creer.
Así que un día sentí curiosidad y sucedió que no tenía nada para desayunar en casa. Tenía mantequilla en la nevera, harina, levadura en polvo, azúcar, con esos ingredientes y poco más podía hacer un mug cake y bla bla bla … así fue como comenzó mi viaje con los postres hechos en microondas, de una manera simple y muy práctica.

Ahora os voy a contar las cosas buenas y no tan buenas que he visto por el camino.

Lo más importante, así como súper resumen, los postres de microondas son rápidos, atractivos y lo suficientemente deliciosos como para decidirse a hacerlos, vale realmente la pena.

La principal diferencia es que un bizcocho en el microondas se conserva peor que un bizcocho hecho en el horno. Así que la mejor decisión es consumirlo en el momento, digamos que se trata de un capricho rápido.

¿Qué me dices del sabor?

En algunos mug cake podréis obtener muy buenos resultados, bizcochos con gran sabor y una textura bastente atractiva. Para ser un pastel hecho en menos de dos minutos, a veces el resultado os dejará con la boca abierta.

También he de recalcar que en cuanto a sabor se refiere, los bizcochos hechos en el horno ganarán la batalla, una mejor densidad y complejidad de sabor. Digamos que el horno os permitirá ir más allá.

Los pros del microondas

  • El proceso de elaboración es súper rápido, incluso podéis almacenar los ingredientes secos en la taza que vayáis a utilizar y luego agregar los ingredientes húmedos cuando os apatezca hacer vuestro mug cake.
  • Se hacen en tan sólo 1 minuto o 2.
  • El sabor es realmente bueno en algunos bizcochos, por ejemplo en esta receta: Mug Cake de Chocolate, realmente delicioso.
  • Podréis disfrutar de un desayuno o merienda en pocos minutos, un cake recién hecho humeante.
  • Es muy práctico, podréis hacer un mug cake o dos, cómo más os apetezca. Para consumir en el momento, no sobrará nada.
  • El microondas puede ser una buena manera de probar sabores, una buena manera de mezclar nuevos sabores y luego elaborarlos de una manera más compleja en el horno.
  • Los mug cake siempre tienen una base de harina, grasa y azúcar y luego podréis experimentar como queráis, agregando fruta, café, chocolate, mantequilla de cacahuete… y lo mejor de todo, si sale mal, no es tan grave, gastaréis menos ingredientes que si lo hacéis en el horno

Making a summary in general I think that making cakes in the microwave can be a good thing, it’s really worth a try.
You can enjoy it a lot, you can save time, enjoy a delicious cake.

En resumen, creo que hacer bizcochos en el microondas puede ser algo bueno, realmente vale la pena intentarlo.
Disfrutareis mucho, podréis ahorrar tiempo, disfrutar de un delicioso bizcocho recién hecho.

Espero que os haya gustado el post, os animéis a hacer bizcochos en el microondas, si ya tenéis experiencia al respecto, qué opináis… ¡Soy toda oídos!

Pin It on Pinterest