Los Cake Pops parecen ser una de esas modas que ya no pasarán de moda, son tan vistosos, tan cucos y están tan buenos… ideales para casi cualquier celebración, mesas dulces…

¿Cómo hacer Cake Pops? Veréis, hay dos maneras de hacerlos:

  1. Hacer la masa de un bizcocho, el que más nos guste, verterlo en moldes redonditos para Cake Pops y meter en el horno. Ya estarían listos para cubrir con lo que quisiésemos.
  2. Más fácil que la anterior, la que toca hoy. Consiste básicamente en aprovechar algún bizcocho que tengamos por ahí, magdalenas, sobaos… eso desmigarlo bien y a continuación mezclar con queso crema o Nutella por ejemplo. Ya estarían nuestras bolitas.

Tal y cómo veis esta 2ª forma de hacer Cake Pops está muy bien, no necesitamos horno, ni moldes especiales, encima aprovechamos bizcocho que de otra manera sería difícil. Tan sólo necesitaríamos palitos de Cake Pops, a continuación, os dejo unos enlaces dónde podéis comprar packs de palitos y soporte para colocarlos.

Pack para Cake pops

Pack 35 palitos de Cake Pops

Soporte para Cake Pops

Ya veréis qué divertido es hacer Cake pops, ¡vamos con la receta!

 

INGREDIENTES

  • Restos de bizcocho, magdalenas, sobaos…
  • Queso crema, nocilla o nutella
  • Chocolate con leche, blanco, negro o rosa, el que más os guste
  • Aceite
  • Adornos para decorar nuestros Cake Pops

Palitos para Cake Pops

COMO HACER CAKE POPS FÁCILES Y SIN HORNO

1. Cogemos nuestro bizcocho o magdalenas, lo desmigamos bien.

2. Cogemos el queso crema o la nocilla. La cantidad que deberemos añadir es aproximadamente 1/3 de la cantidad del bizcocho. Lo mejor es que vayáis echando poco a poco el queso y probéis, a ver que tal va quedando, si os gusta el sabor y la textura.

3. Hacemos bolitas no muy grandes y las vamos colocando en un plato.

4. Derretimos un poco de chocolate y lo disponemos al lado del plato de las bolitas. Cogemos nuestros palitos de Cake Pops y mojamos la punta con chocolate. Con cuidado, pinchamos las bolitas hasta llegar al centro. Una vez acabemos, metemos en la nevera durante dos horas mínimo. Para que luego al bañar nuestras bolitas no se rompan.

5. Derretimos el chocolate que más nos guste al baño María, chocolate con leche, negro, blanco, rosa… Por cada 100g que utilicemos de chocolate deberemos añadir una cucharadita de aceite.

Tras el tiempo de enfriado, sacamos nuestras bolitas y las bañamos con el chocolate, ayudándonos de una cucharilla para que sea más fácil. Este proceso hay que hacerlo con delicadeza.

Ahora llega el turno de adornarlos como más nos guste, podéis poner azúcar de colores, sprinkles chulos, fideos de chocolate… también podéis adornarlos con chocolate de otro color haciendo dibujos encima de las bolitas.

6. Vamos colocando los Cake Pops encima de un plato, tal y como veis en las fotos. La otra opción sería ponerlos encima de un soporte para Cake Pops, de esa manera os quedarán bolita total, sin nada plano. A continuación, metemos de nuevo en la nevera hasta que se solidifique totalmente el chocolate.

Notas:

  • Hay que tener cuidado cuando insertemos el palitos en las bolitas para que no se rompan e introducirlo hasta la mitad de la bolita.
  • Deberemos tener cuidado al bañar de chocolate los Cake Pops, hacedlo con mucha delicadeza.
  • Si no calculáis bien el chocolate y os sobra algo, no os preocupéis, podéis echárselo a galletas de estilo María que tengáis por ahí o comerlo a cucharadas jeje. Es mejor siempre que sobre que quedarse corto.

¿Qué os parecen estos Cake Pops fáciles y sin horno? Una auténtica delicia, ¿verdad? A mí es que me encanta eso de aprovechar bizcocho o lo que tenga por ahí y transformarlo en algo tan guay. Luego podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación y buen gusto y decorarlos como nos de la gana. ¡No puede ser más divertido!

Por cierto, para ver todo el proceso paso a paso, echad un ojo al video justo abajo, si tenéis cualquier duda o comentario ya sabéis, será súper bienvenido!

Pin It on Pinterest

Abrir whatsapp
1
¿Necesitas ayuda? Estoy en whatsapp
¡Hola!

Pregunta lo que quieras, estoy disponible.