Tarta de queso sin horno fácil, riquísima y adictiva!

Tarta de queso sin horno fácil, riquísima y adictiva!

En el mundo existen tartas ricas, divertidas, chocolatosas, preciosas, jugosas, crujientes… hay de todos los tipos, formas, sabores, texturas… pero hay una que es realmente especial pero que muy muy especial, hablo de la tarta de queso sin horno, cheesecake de nevera, cómo queráis llamarle. Es una tarta tan increíblemente fácil y rápida de hacer que resulta sorprendente el resultado tan maravilloso, rico y adictivo que obtenemos.

Esta receta es perfecta, he hecho unas cuantas tartas de queso sin horno, he probado distintas cantidades, las he hecho con gelatina, cuajada, montando la nata… y he de decir que esta receta que hoy traigo es perfecta, tiene una textura y un sabor tan increíble que no durará en la nevera ni dos días. Y por si fuera poco, va adornada con una mermelada de frambuesa casera.

Vamos con la receta!

INGREDIENTES (8-10 raciones)

  • 200g Galletas tipo Maria, Digestive, Flora…
  • 100g Mantequilla derretida
  • 300g Queso Crema
  • 500ml Nata líquida 35%
  • 80g Azúcar
  • 4 Hojas Gelatina Neutra o 8g gelatina en polvo neutra

COBERTURA MERMELADA FRAMBUESA

  • 15g Mantequilla
  • 140g Frambuesas
  • 50g Azúcar
  • 20ml Agua

COMO HACER TARTA DE QUESO SIN HORNO

1. Para esta receta lo ideal sería un molde de unos 20 cm redondo desmoldable. Ponemos papel de horno en la base, para luego desmoldar mejor y que no se pegue la tarta al molde.
2. Trituramos las galletas en una picadora, batidora de vaso o bien metiendo las galletas en una bolsa de esas de congelación, la cerramos bien y aplastamos con un rodillo hasta hacerlas polvo.
3. Mezclamos el polvo de galleta con la mantequilla derretida y echamos la mezcla en el molde aplastando bien con ayuda de una espátula o cuchara. Metemos en nevera mientras hacemos la mezcla de queso.
4. Cogemos un recipiente pequeño, echamos agua fría e hidratamos durante unos 5 min. las 4 hojas de gelatina neutra.
5. En una olla echamos el queso crema, la nata y el azúcar, llevamos al fuego.
6. Escurrimos bien la gelatina e incorporamos a la mezcla anterior cuando esté caliente, removemos bien y retiramos antes de que empiece a hervir.
7. Echamos con cuidado la mezcla en el molde y metemos en la nevera 4 horas mínimo.
8. Ahora nos pondremos con la mermelada de frambuesa. Cogemos un cazo o una olla y echamos la mantequilla, luego las frambuesas, el azúcar y poco después el agua. Removemos de vez en cuando durante unos 10-15 min. hasta que coja un poco de textura. Echamos la mermelada en un recipiente y metemos en nevera hasta poder decorar la tarta. La tarta la podremos decorar en cuanto haya cuajado.
9. Echamos la mermelada y a disfrutar!

Notas:

  • Si optamos por la gelatina en polvo no hará falta hidratarla y la podremos echar directamente en la mezcla de queso cuando esté caliente. Si os quedase algún grumo, podéis pasar la mezcla por la batidora sin problema.
  • Podemos sustituir la frambuesa por otras frutas tales como las fresas, arándonos, limón… Si no os apetece hacer la mermelada casera la podéis comprar del sabor que más os guste.
  • A la base de galleta se le puede añadir unos pocos frutos secos picados.

A divertirse haciendo la tarta y devorándola luego! Ojalá os encante esta receta tanto como a mí y se convierta en la reina de buenos momentos! Echad un ojo al video para ver todo el proceso paso a paso de la receta de Tarta de Queso sin horno. Hasta la siguiente receta! Y suscribiros si os gusta el canal!

Pin It on Pinterest

Abrir whatsapp
1
¿Necesitas ayuda? Estoy en whatsapp
¡Hola!

Pregunta lo que quieras, estoy disponible.