Personalmente, me encantan las tartas de nevera. Esas tartas tan maravillosas que cuesta muy poquito hacer y que luego te regalan un resultado realmente increíble.

Esta tarta de limón con galletas María está dentro de ese grupete tan majo. Y tengo que decíos lo siguiente: es la tarta más fácil que existe en el mundo, creedme, os lo digo en serio.

Una tarta riquísima que se hace en un pis pás, no tendréis que utilizar el horno, ni la batidora, ni la vitro. Tan sólo se mezclan los ingredientes y listo.

¡Vamos ya con la receta de esta tarta de limón tan resultona!

INGREDIENTES (5-6 raciones)

  • 190 ml Leche condensada
  • 200g Queso de untar (tipo philadelphia)
  • Ralladura de 1 limón
  • Zumo de 1 limón grande o de limón y medio
  • Galletas María
  • Leche

CÓMO HACER LA TARTA DE LIMÓN

1. Ponemos papel de horno o papel film en la base de nuestro molde.

2.  En un bol, echamos la leche condensada, el queso, el zumo de limón y la mitad de la ralladura de limón (la otra mitad la reservamos para adornar la tarta). Removemos bien hasta que esté todo bien integrado y cremosito.

3. Ya podemos montar la tarta. Para ello pondremos varias capas de galleta y de crema.

4. Comenzaremos con la capa de galletas María, las mojamos un pelín en leche y las ponemos en la base del molde. A continuación echamos la crema de limón, extendiéndola con ayuda de una cuchara o espátula. Luego ponemos otra capa de galleta, otra de crema, otra de galleta y finalizamos con una capa de crema de limón. Adornamos con la ralladura que apartamos antes, tapamos bien la tarta y la guardamos en el frigo 4 horas mínimo. Lo ideal sería hacer la tarta de un día para otro.

5. Y ya estaría lista nuestra tarta de limón con galletas María y leche condensada, podéis poner una rodajita de limón de adorno para que os quede más chula.

Notas:

  • La tarta tiene 3 capas de galleta y 3 de crema limón. Comenzamos con la de galleta y rematamos la tarta con la crema.
  • Hay que respetar el tiempo de frío para que la tarta cuaje y tenga una buena textura.
  • Los ingredientes que pongo son para una tarta pequeña. Si queréis una tarta más grande, duplicáis los ingredientes y listo.

Una tarta de limón tan fácil de hacer, sin horno, sin harina, sin gelatina… Tan sólo mezclar ingredientes, montar la tarta y llevarla al frigo. Y lo mejor de todo, está buenísima, tiene un saborazo a limón realmente adictivo.

Para ver todo el proceso paso a paso, echad un ojo al video que os dejo justo abajo. Si os gusta compartid la receta y suscribíos al canal ¡Hasta la próxima receta!

Pin It on Pinterest